12 de abril de 2015

Castillo de la Luz y Fundación Martín Chirino

Un orgullo para Gran Canaria

 

 
Las comparaciones nunca fueron buenas, o al menos eso dicen. Pero esta vez, valga la excepción. Y es que hoy, los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria, podemos estar orgullosos de tener en medio de nuestra ciudad un espacio como el que nos ofrece el Castillo de la Luz y la flamante Fundación Martín Chirino que acoge en su interior, un enclave cultural que puede presumir de estar a la altura de cualquier museo de las grandes ciudades europeas.

Sin nos detenemos en los detalles de su prolija restauración, una restauración sencilla y respetuosa con la esencia del estratégico enclave, podremos admirar lo que, en realidad, nunca fue un castillo —simplemente porque allí no vivieron nobles— sino una especie de matriuska rusa que, a medida que nos internamos en sus flamantes salas y nos perdemos entre espirales y figuras de hierro forjado, nos va enseñando las sucesivas transformaciones que sufrió el histórico bastión y que, a la manera de una epidermis, envuelven las entrañas de lo que fue la antigua Fortaleza de Las Isletas.


Por tanto, cita obligada la este nuevo espacio cultural, en el que podrás disfrutar de una interesante fusión entre el pasado y el presente, la Historia y el Arte Contemporáneo.





Si tienes interés en hacer una visita guiada, aquí tienes el correo electrónico en el que podrás solicitarla:

visitasalcastillodelaluz@auditorioteatrolaspalmasgc.es

2 comentarios:

  1. ¡Qué preciosidad!
    A ver si un día puedo visitarlo.
    Un besito y gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, te gustaría...gracias por comentar. Un besito para tí también.

      Eliminar