18 de noviembre de 2015

Me faltas... me sobran

¿Quién me diría lo que puedo hacer con este manojo de palabras que me sobran, estas con las que hasta hace poco te nombraba y que ahora solo me sirven para recordarte y devolverme el reflejo de tu ausencia?

¿Quién me dirá ahora dónde las puedo esconder, para que no duelan tanto cuando las oigo rondar dentro de mi cabeza, intentando anudarse a tu cuerpo, que ya no las reconoce como propias?

¿Quién será el que me diga qué hacer, o me enseñe las pistas para que encuentre, por fin, un lugar en el que guardarlas, quizás un cajón, quién sabe, que algún día abriré, para encontrarlas marchitas y sin rastros ya de su antiguo perfume?

Fernando A. Mitolo

6 comentarios:

  1. Lindo , y triste a la vez, te mando un beso grande.

    ResponderEliminar
  2. Precioso. Aunque me duele lo que transmite,
    Todo pasa, Fer.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, muchas gracias mi vida. Ya hablamos un día de estos. Besos.

      Eliminar
    2. El manojo de palabras no te sobran, diríamos que se acomodan, se deslizan sobre el papel para expresar un actual pesar, un actual sentimiento y desde mi punto de vista espero con optimismo el día que ese manojo se convierta en ramo de hermosas palabras que endulcen y enriquezcan un hermoso poema de amor.

      Eliminar
    3. Que lindo comentario, Susy. Seguro que si, sólo tengo que seguir mi trabajo y esperar a que todo sane. Un besote.

      Eliminar
  3. El manojo de palabras no te sobran, diríamos que se acomodan, se deslizan sobre el papel para expresar un actual pesar, un actual sentimiento y desde mi punto de vista espero con optimismo el día que ese manojo se convierta en ramo de hermosas palabras que endulcen y enriquezcan un hermoso poema de amor.

    ResponderEliminar